Satélite Sucre refuerza soberanía espacial venezolana

El lanzamiento del satélite se realizó a la medianoche del pasado domingo desde la República Popular de China, entró en órbita durante la madrugada del lunes 9 de octubre y ha dado más de siete vueltas a la tierra

Desde el Centro de Lanzamiento Satelital de JiuQuan, China, a una altura de 650km, se produjo el lanzamiento del tercer satélite venezolano, el VRSS-2 Sucre, que refuerza la soberanía aeroespacial de la nación mediante mejoras técnicas.
 
Como parte de la delegación venezolana, el Ministro para la Educación Universitaria Ciencia y Tecnología, Hugbel Roa, dio gracias al pueblo de China por hacer posible junto a más de cien de nuestros ingenieros el tercer lanzamiento hacia el espacio de un satélite venezolano.
 
Roa añadió que este satélite es para la liberación de los pueblos y para preservar la vida, y “que los venezolanos nos sentimos orgullosos de los tres gigantes espaciales que reforzaron nuestra independencia”.
 
Rixio Morales, Director de Investigación e Innovación de la Agencia Venezolana para Actividades Espaciales (ABAE), explicó que sus beneficios son similares a los del satélite Miranda y abarcan áreas de minería y petróleo; protección civil y prevención de desastres; agricultura; ambiente; planificación y energía. 
 
“Con este nuevo satélite se profundizan los conocimientos y trabajos relacionados a cultivos, fronteras, cuerpos delictivos, desarrollo de infraestructura y recursos naturales”, aclaró Morales, agregando que en comparación con el Miranda, “tiene mejoras en cuanto al calculo de precisión respecto a su posición a nivel de estrellas y otros avances técnicos”.
 
Este es un satélite de observación de la tierra que puede tomar imágenes de alta resolución e imágenes infrarrojas de día o de noche. Está compuesto de una cámara con mayor capacidad que las utilizadas en el Miranda y abarca diferentes longitudes de onda que incluyen el espectro visible, infrarrojo cercano y térmico. “Esto permite complementar el trabajo del Miranda y mejorar las capacidades del país en cuanto a percepción remota”, expuso Morales. 
 
Con un peso de 942,1 Kg y una resolución de cámara dos veces mayor a nivel de píxeles, es una generación más avanzada que incluye un nuevo sistema de baterías, un terabyte de memoria y el uso de antenas direccionales. El VRSS-2 Sucre pasará 304 veces al día por Venezuela y tardará 101 días en dar la vuelta a la tierra.
 
Morales explicó que el satélite tuvo una fase de estudio y prelanzamiento de un año realizada en tres laboratorios diferentes: dos ubicados en Beijing, China, y uno ubicado en Venezuela. “Estuvo sujeto a diversos tipos de prueba sobre diseño y funcionamiento según estándares internacionales tales como: balance y vacío térmico, mecánica y calibración magnética, con resultados exitosos”, agregó.
 
El lanzamiento del satélite pudo apreciarse por transmisión de radio y televisión desde la Base Áerea Generalísimo Francisco de Miranda, ubicado en La Carlota, Caracas.
 
Prensa ConCienciaTV